Blog

Q-Grader: ¿Cómo puede ayudar este profesional en su cafetería?

0

Si sigues regularmente el blog de Villa Café, ya te has encontrado con muchas curiosidades y consejos sobre el mundo del café. Entre todos los puestos que han aparecido aquí, uno de ellos presentaba a un tipo de profesional aún poco conocido por el público en general que consume la bebida: Q-Grader.

Para dar un ejemplo sencillo, es posible comparar esta posición con la de un enólogo que, en el proceso de elaboración del vino, se encarga de ayudar en etapas que van desde la correcta elección del terreno en el que se plantará la uva, la mejor técnica de cosecha, hasta la investigación y análisis de todo el proceso de elaboración y fermentación.

Hoy comprenderemos cómo Q-Grader puede no sólo acompañar todo el proceso industrial del café, sino también ayudar eficientemente al funcionamiento de una cafetería. Compruébalo:

Q-Grader: más calidad y fiabilidad

Una industria cafetera que incluya un profesional de Q-Grader en su proceso de fabricación ya garantiza un aumento de la calidad y el valor añadido a su producto.

Esto se debe a que este especialista es capaz de identificar, incluso en medio de una cosecha, una variedad de granos más nobles y refinados que pueden mejorar el producto final.

En el caso de una cafetería, se asegurará de que todos los productos elegidos y comercializados al público en general pasen por un estricto control de calidad. En otras palabras, al asistir a una cafetería que tiene el consejo de este profesional, el consumidor puede estar seguro de que la bebida servida realmente tiene calidad y fue elegida porque se ajusta a un estándar rígido.

Entendiendo al profesional

Un Q-Grader no es tan solicitado y añade valor a un establecimiento por casualidad. Este profesional está calificado a través de varios cursos del Instituto de Calidad del Café (CQI), una escuela miembro de la Asociación Americana de Cafés Especiales.

Durante todo el proceso de formación, pasan por pruebas, evaluaciones, clases y catas para estar preparados para identificar, de forma muy profesional, cualquier tipo de grano de café, armonizaciones, técnicas de plantación y cosecha, e incluso acompañar el embolsado de la bebida.

Este profesional, que aporta su experiencia a las fábricas y cafeterías, también es capaz de juzgar los concursos de café en todo el mundo, ya que comprende como pocos todas las peculiaridades de la bebida.

Altos costos de entrenamiento

Contar con el consejo de un profesional de Q-Grader, sin embargo, no es una obligación o algo que toda cafetería pueda tener – principalmente debido a su alto costo.

Para completar el curso de calificación de café, es necesario invertir un valor considerado bastante alto. Para tener una idea, la inversión que tal profesional hace en su formación es de por lo menos R$ 4 mil sólo con los cursos básicos.

Esta cantidad no tiene en cuenta los gastos de viaje, degustación, desplazamiento y alojamiento, ya que no es fácil encontrar un curso de este tipo en todos los lugares. En Brasil, por ejemplo, uno de los más conocidos es el de la Universidad Federal de Lavras, en Minas Gerais.

Todos estos gastos, por supuesto, se revierten al mercado de la industria y el comercio, que paga una buena remuneración por tener una consultoría o incluso por tener a este profesional en su equipo.

Para usted que quiere saber más sobre el trabajo de un Q-Grader y entender cómo, en la práctica, este profesional actúa a lo largo del proceso de consumo de café: desde la plantación hasta la industria, visite las empresas que tienen al profesional en su plantilla.

Si te ha gustado este post y no quieres perderte ninguna de las noticias que hemos publicado, asegúrate de disfrutar de nuestra página de Facebook. Allí, además de las curiosidades y noticias, tienes la oportunidad de interactuar con otros amantes de las profundidades como tú.

0

Leave a Reply